POSTA ESPECIALES

Caldo de rata, la otra historia

Una opción de alimento a la que la población tuvo que adaptarse por necesidad.

Por: Miguel Fortozo

lunes 30 mayo 2022 - 02:47 p. m.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

GARCÍA, Nuevo León.- Hoy estamos en el municipio de García, en la comunidad de LAS MARAVILLAS, este lugar se popularizó por un platillo típico, el caldo de rata, pero detrás de este caldo hay una razón por la cual la población tuvo que adaptarse a consumir este alimento... Se trata de la inseguridad alimentaria.

El señor Calvillo, un poblador de esta comunidad, con 14 años laborando en la preparación de este caldo, debajo de un tejaban, es como él nos narra como por falta de empleo inicio este negocio en medio de la carretera. 

Esto surgió un día que no tenía trabajo, según yo, ¿Y ahora que hago, estoy aquí en el rancho? ¿Qué hago para poder sacar para la botana? Entonces se me ocurrió el caldo de rata. Esto viene desde muy atrás, desde los indios, tiene mucha vitamina, muchas propiedades, a mucha gente le hace bien. Por eso dije: Voy a hacer algo que no tenga mucha grasa, le pregunte a mi abuelita como hacer la receta y así comenzamos el caldo.

Sr. Calvillo

Comerciante

Este negocio ha cobrado mucha fama de boca en boca y en redes sociales, muchos han sido los que han venido a conocer, pero este platillo no es nuevo en la región. 

Calvillo comenta que hace 40 años, cuando él llegó de niño a este lugar a visitar a su abuela, esto era parte del platillo diario.

Un día nos vinimos en tren, nuestros padres nos trajeron a visitar a mi abuelita porque según estaba enferma, pero desde ese día nos quedamos. Fue ahí que en este lugar nos dimos cuenta de que se comía de todo por la necesidad del lugar y que no había mucho dinero, ni trabajo. Aquí solo hay de dos, nos dedicamos a tallar (la creación del ladrillo) o a la obra y no hay más

Sr. Calvillo

Comerciante

Al principio era barbacoa, pero la competencia era mucha, por ello optó por algo más tradicional y sobre todo que nadie vendía. Pero no solo son ratas, al menú también se le agrega caldo de víbora, zorrillo y para los más tradicionales, pollo asado.

En el entorno rural es común que grupos de amigos o familiares se reúnan para salir a las áreas despobladas a cazar rata de campo para después prepararla y comerla en caldo, el proceso consiste en observar abajo de los nopales, buscando la madriguera, senderos y heces del roedor.

Y es que, según la estadística, esta población es parte de las 430 mil personas que NO pueden comprar una canasta básica aquí en el estado de Nuevo León, esto según datos de CONEVAL, y es por eso que la población opta por este tipo de platillos para evitar pasar hambres.

¿Cómo se prepara el caldo de rata?

Para preparar el caldo de rata se utiliza chile, tomate, cebolla, arroz, elote. Cada platillo tiene un costo de 80 pesos. Quienes lo consumen, atribuyen propiedades curativas, como que regenera células; además, comentan que "cura la cruda". Y en tiempos de COVID fue un platillo muy requerido para combatir el virus, así como el té de zorrillo.

El caldo de rata lo vende de viernes a domingo, el puesto está ubicado en una zona conocida como Estación Soledad. La gente que no ha probado, decide llegar al restaurante y romper los mitos, así como aprender a comer una de las tradiciones de esta región. 

Esta es una realidad que se vive en muchas zonas rurales del estado. Y aunque hay un crecimiento económico y empresarial, lamentablemente el gobierno confirma que son 861 mil 878 personas que presentan carencia alimentaria. ¡Y un cuarto de la población de Nuevo León no puede adquirir los alimentos más indispensables! Así lo confirma la asociación Cáritas de Monterrey.

 

Hoy con el programa HAMBRE CERO se busca que el estado sea el primero en Latinoamérica en erradicar la pobreza alimentaria.


DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?