NUEVO LEÓN

¿Presión social? Hasta donde puede afectar tu vida

La presión social está en todo momento de la vida, por lo que es indispensable que no nos afecte en nuestra forma de vivir.

¿Presión social? Hasta donde puede afectar tu vida
La presión social es el influyentismo que tienen terceras personas en las decisiones que tomamos día a día, que se disfraza en opiniones, comentarios hirientes, y hasta recomendaciones. Foto: Axioma

Por: Carolina León

jueves 04 agosto 2022 - 08:41 a. m.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

MONTERREY, Nuevo León.- ¿Alguna vez te has sentido obligado a hacer algo que no quieres solo para poder agradar? Esto es el claro ejemplo de cómo la presión social puede llegar a afectar la vida de las personas, que en su afán de poder cumplir con los estándares que ha dictado la sociedad cambia y deja de lado su esencia. 

En ocasiones, no medimos lo que decimos y no nos percatamos de cómo nuestras palabras llegan a influenciar o exigir a los demás ser "normales" y tener una vida perfecta. 

La psicóloga Nancy Ruiz, explicó a POSTA la importancia de dejar de opinar sobre los demás y lograr establecer una conexión de sanación con nosotros mismos para evitar caer en la presión social

¿Presión Social o recomendaciones? 

De acuerdo a la especialista, la presión social no es otra cosa que el influyentismo que tienen terceras personas en las decisiones que tomamos día a día, que se disfraza en opiniones, comentarios hirientes, y hasta recomendaciones. 

La presión social es la clara, la influencia que ejercen otras personas sobre tus actitudes, pensamientos y comportamientos, tú como persona ante estos comentarios puedes llegar a tomar decisiones pocas acertadas y realizar actividades con las que no te sientas cómodas solo por querer cumplir con lo que te dicen o en su caso agradar o encajar en lo que te han dicho que es correcto.

Nancy Ruiz

Psicóloga

Esta llamada presión social se da desde que eres niño y que puede ser un riesgo en la adolescencia, ya que es donde muchos jóvenes deciden probar bebidas alcohólicas, drogas o incluso hacer todo lo posible para estar delgado, provocando graves problemas de salud. 

¿Hasta cuándo somos víctimas de la presión social? 

Desgraciadamente, no hay una edad en donde se diga que se acaba la presión social, de acuerdo a la psicóloga, indica que conforme eres adulto la presión llega a ser más dura, ya que ahora se opina sobre el cómo debes de vivir. 

Así es, ya de adulto, la presión llega a ser mayor, sobre todo en el tema de que te tienes que casar para no estar soltero toda tu vida, tener hijos porque no es bueno llegar a ser adulto mayor solo, el trabajar en algo que te genere dinero y no en algo que amas, en fin son muchas las presiones por las que atraviesa una persona adulta.

Nancy Ruiz

Psicóloga

Así se siente la presión social

¿Tan joven y no quieres hijos?, ¿por qué no tienes novio o novia?, ¿te quieres quedar solo o sola toda tu vida?, ¿engordaste?, con unos kilos menos te verías mejor; Estás muy flaca, ¡come algo!, ¿no tomas? ¡Qué aburrido eres!, las mujeres se deben de arreglar y maquillar para estar bonitas, ¿actor? Mejor trabaja en algo que si te genere dinero de actor te vas a morir de hambre?... estos son solo algunos ejemplos de la presión social que ejercen contra las personas. 

Pero más allá de ello, también el lograr exponer a una persona ante el señalamiento público es presión social, es decir, por ejemplo, cuando alguien pide matrimonio en medio de un restaurante o evento. 

¿Cómo combatir la presión social? 

Aunque parece algo complicado y difícil, el lograr combatir la presión social se puede, Nancy Ruiz indicó que es indispensable que ante cualquier circunstancia que te haga sentir mal, ansioso o triste, busques apoyo profesional para sobrellevar esta situación. 

Es importante que te acerques a un profesional de la salud mental, no es malo acudir al psicólogo o psiquiatra, nosotros te podemos ayudar a sobrellevar y lograr darte las bases para que este tipo de comentarios no te afecten y sobre todo puedas tener una vida sana y feliz.

Nancy Ruiz

Psicóloga

Pero más allá de ello, el cambiar nuestra actitud para evitar dañar a los demás se puede con pequeñas modificaciones y pensar ¿cómo se sentirá mi amigo, familiar o conocido si le comentó esto?, es llegar a ser más empáticos. 

-Si no es tu cuerpo, no emitas opinión alguna.

-Si no me piden consejo no lo doy

-Si no me piden opinar, no opino

-Evitar preguntas hirientes

-No hacer comentarios sobre la situación económica, física o sentimental

Con estos simples pasos podemos evitar ejercer presión social.

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?