OPTIMUS

Por: JORGE A. PÉREZ

Demasiado tarde

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

domingo 10 julio 2022 - 04:30 p. m.

En el año 2016 la sociedad entera en Tamaulipas estaba atenta a los procesos electorales que se llevaban a cabo. No había mesa de café, sobremesa familiar

En el año 2016 la sociedad entera en Tamaulipas estaba atenta a los procesos electorales que se llevaban a cabo. No había mesa de café, sobremesa familiar o simple reunión donde el tema no saliera a colación, la discusión era permanente sobre las posibilidades de cada uno de los aspirantes, concentrándose desde luego en dos siglas, PRI y PAN y en dos figuras, Baltazar y Francisco.

Por este tema, las familias se dividieron, los grupos se desintegraron, los enfrentamientos subieron de tono y el encono se reflejaba en los comentarios soeces de las redes sociales.

Y esto resultaba sorprendente cuando ambas siglas acumulaban  el mayor número de rechazos, pues el anti partidismo estaba concentrado ahí. En Tamaulipas el anterior rechazo a los partidos de izquierda había  desaparecido, pues para los habitantes en general, la posibilidad de acceso al poder de estos dos partidos estaba totalmente desechada.

En ese tenor, debemos de reconocer que la intención del voto, según los estudios de mercado, llegaba casi al 80%, razón sobrada para pensar que, en las posibilidades de triunfo, lleva más probabilidades Baltazar que Francisco, pues la izquierda no presentaba en la contienda a un candidato de peso.

Y esto era fácil de entender, cuando en la boleta que tendrían a la mano los votantes, el nombre de Baltazar aparecía bajo el amparo de tres siglas diferentes, mientras que Francisco solo en una.

El rechazo a los partidos grandes, de aquellos que consideran culpable a ambos de las desgracias del país, pero que cumplen a cabalidad el deber cívico, les permitiría optar por otras siglas a fin de hacer valer su voto, pues aquella campaña para anular los sufragios, había demostrado que no conducía a nada, ya el reparto de curules y prerrogativas, no toma en cuenta a aquellos que acudieron a la jornada solo para anular su boleta.

Alternativa y alternancia no significan lo mismo, aunque a veces se utilicen las palabras de forma incorrecta.

De hecho, la presencia por primera ocasión de candidatos independientes, permitía la posibilidad de efectuar el voto diferenciado, es decir, de las tres elecciones; Gobernador, Alcalde y Diputado, tres decisiones diferentes.

El hartazgo ya era mucho, pero el abanico de posibilidades se reduce cuando no convencen las cartas presentadas, más cuando no se vislumbraba en la oposición; propuestas concretas, serias y responsables.

Esto no lo digo yo, lo dicen todos aquellos que tienen que soportar mensajes cada 45 minutos en la radio o en la TV, sin contenido suficiente como para poder convencer.

En Nuevo Laredo se preguntaban, porque no fueron tomados en cuenta los miembros más tradicionales y representativos de Acción Nacional, como Raúl Eliseo Huerta o Rogelio Soto Quiroz, por citar dos ejemplos.

Lo mismo sucedió en Tampico y su zona conurbada, ¿dónde está Arturo Elizondo o Diego Alonso Hinojosa? se preguntaban por allá.

 En el Mante, también tenían cartas como: Armida Perales, Enrique Murillo, Mariana Banda, Gustavo Cedillo, mientras que en Victoria; Leonor Sarre, Lidia Madero y Teresa Aguilar, no fueron tampoco tomadas en cuenta para ningún cargo de elección popular.

En Matamoros también hubo posibilidades para Ramón A. Sampayo, Chito García o Cesar Rendón, pero nadie volteó a verlos para suceder a Egidio.

Si la mutación era posible en Tamaulipas, el PAN perdió la oportunidad por aferrarse a la popularidad de un solo hombre, pues olvidaron tomar en cuenta que esta puede ser positiva y negativa y el peso virtual de las fortalezas se derrumba ante el peso específico de las debilidades.

Teniendo tantas caras limpias, (no sé si las manos), ¿porque escoger a alguien que no podía explicar su fortuna?

Acción Nacional desde mi muy personal punto de vista, en su decisión, perdió la oportunidad de ofertar un buen gobierno, hoy tal vez ya se dieron cuenta, pero resulta DEMASIADO TARDE.

 

 

 

 

 

Jorge Alberto Pérez González

 

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?