CULTURA

La música no debe ser una vacuna contra nosotros: Teresa Rodríguez

La reconocida maestra y directora fue invitada por la Orquesta Sinfónica de la UANL para encabezar el concierto de este jueves.

Por: Roberto Uriel Torres

martes 08 marzo 2022 - 02:21 p. m.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

MONTERREY, Nuevo León.- La maestra y directora de orquesta Teresa Rodríguez regresó al norte del país, casi a su tierra (Saltillo), luego de casi dos años de encierro obligado por la pandemia. Aunque continuó sus clases por zoom, para ella no fue lo más cómodo ni lo más apropiado artísticamente hablando.

Además, el COVID le impidió seguir jugando voleibol, deporte al cual es aficionada, y además tuvo que cancelar dos ediciones del festival musical que organiza en su ciudad natal.

Hoy está contenta pues en el marco del Día Internacional de las Mujeres, la Orquesta Sinfónica de la UANL la invitó a dirigir el concierto de este jueves, en donde ofrecerá un programa de arias, con la participación de tres intérpretes.

En entrevista con POSTAmx habla sobre la música, el arte, la educación, y los espacios de las mujeres en la cultura.

 

¿Prefiere usted los programas en línea o presenciales?

Presenciales. Por qué la línea principio me parecía muy interesante porque podía ver muchos detalles, y estaba en mi biblioteca y tengo mucha información, pero después cuando volví a verlos al año, que se relajó un poquito antes de que llegara el ómicron, me di cuenta que la voz, ellos se intimidan, entonces empiezan a cantar mucho menos, por el micrófono, porque saturan, entonces bien con perdido un poco, y la energía que se carga, yo me encargo de energía, en cambio por zoom, yo acababa a las 6, 7 de la noche, y ya no sabía ni cómo me llamaba, no había retroalimentación, es muy distinto.

 

 

Y el público, ¿cómo cree que toma los eventos en línea y presenciales?

La verdad no lo sé, yo yo lo veo muy difícil, y más con la voz humana, uno tiene que tener unos súper ingenieros para que pase, para que sea similar a lo que a lo que sonaría en vivo, y hay que tener una gran, grandes ingenieros, porque dependemos de ellos, entonces no es realmente lo que se escucha, depende uno de cómo manejen los micrófonos. Y aquí (en el teatro) es real.

 

 

¿Qué siente de regresar al norte para ofrecer un programa artístico?

Esta es la primera vez que me invita esta orquesta. Me da mucho gusto, se me olvida que soy directora, y de pronto me acuerdo, es que yo me la paso dando clase, soy más bien formadora de talentos, entonces se me olvida que estudié dirección y cuando me invitan pues me da muchísimo gusto volver a ir a mis raíces.

 

 

¿Cómo se prepara usted cómo directora para encabezar un programa?

Bueno me quitaron el sueño no dormí como en ocho días viendo la partitura (ríe), tengo una un defecto que para muchos es ventaja y para mí no, es que leo mucho leo, mucha música, entonces es muy fácil para mí leer, pero en el caso de orquestas tengo que pensar en quién está tocando, qué colores quiero, porque estoy tan acostumbrada a estar leyendo, yo leo con como ocho veces al día, entonces para mí es como otro trabajo muy distinto, para ver a toda la orquesta, escuchar a toda la orquesta, los colores, las dinámicas, que es distinto a cuando yo lo hago en las manos.

 

 

A grandes rasgos, ¿cómo ve la situación de la música y el arte en la región norte del país?

Ya está despertando, ya hay muchas más cosas que cuando yo era niña, está esta orquesta (OSUANL), está la Orquesta del Desierto, la Camerata de Coahuila, entonces hay movimiento, sí hay muchísimo más movimiento que lo que había antes, pero creo que teniendo tanto poder económico estos estados norteños podrían hacer muchas más cosa, y con mucha calidad, México, por lo menos en el ámbito mío, que es la voz, es uno de los más grandes productores de voces a nivel mundial, no es presunción, yo le podría nombrar, es de deveras, vamos por el star de ahorita que es (Javier) Camarena, pero el star de antes que fue Rolando (Villazón), el otro star que fue Arturo Chacón, Ramón, pero también Fernando (de la Mora), Rosendo (Flores), y puedo nombrar y nombrar, y no quiero omitir a nadie, por eso nombrar es muy peligroso, Araiza, por supuesto, que fue el primero que modificó la forma de hacer Mozart.  

Ayer yo estaba reflexionando y creo que en realidad en México somos poco equiperos, nos gusta mucho jugar solos y competir entre nosotros, en lugar de decir ‘vamos a hacer la comunidad’, y como yo digo ‘no importa si me caes bien o ma, hagamos música’, que no entre lo personal. Yo creo que es que los estados del norte podemos tener cosas sensacionales si nos organizáramos todos.

 

 

¿Considera usted que en le norte se le da prioridad a otras disciplinas, como el fútbol? 

Perdóneme los futbolistas y los futboleros, pero yo no sé si tengamos unos 10 Ronaldo, ¿tenemos unos 10 mexicanos así?, a ese nivel, pregunto a los que juegan fútbol, si tenemos esos niveles de jugadores, ¿a ese nivel? (No) Pues cantantes sí, sí tenemos, y más. Yo soy deportista también, aquí jugaba en el Círculo (Mercantil) volibol, y me fascina el deporte, y creo que son dos trabajos de mucha disciplina, que eso es igual que la música, hay que ser muy disciplinados en el deporte, creo que esos son fundamentales en educación de los niños, el deporte y la música, y la formación en el arte, el que quiera pintar, el que quiera leer, creo que eso nos cambiaría y no tendríamos pleitos con el que tuvimos esta semana (en Querétaro), horrible, horrible, qué deporte ni qué deporte.

 

 

¿Qué piensa usted de eso?

Me duele el corazón, ver cómo estamos tan divididos, cómo estamos tan peleados todos, cómo traemos tanto coraje, y digo es que es tanto coraje ver que alguien está tirado y le siguen pegando en la cabeza, dice uno, ‘pues qué, que te pasa en tu en tu vida, que tienes que seguir pegándole a la alguien’, me parece atroz, atroz.

 

 

Tal vez suena trillado, ¿pero cree que la gente que se dedica al arte hace algo así?

Hay casos, pero no es lo común. Pero yo creo que fue que la formación de los jóvenes y de los chicos, una formación seria y complementada con arte cambiaría muchísimo nuestra sociedad, nuestra forma de vida, veríamos distinto, yo lo veo con los chicos que cantan, casi ninguno de ellos tienen poderes económicos altos, y su entorno lo cambian completamente, el poder hablar varios idiomas, el poder salir, estar en contacto con otros maestros, con otras personas, con otras ideas yo siento qué hay grandes cambios.

 

 

¿Cómo debería ser la formación musical?

Lo primero es que no hay que hacerlo como una vacuna contra nosotros, yo oigo mucho ‘ay, guácala, la ópera, qué asco’, hay que saber formar públicos y llevarlos poco a poco, poco a poco, y tomarnos en serio, no es, perdón maestros, ‘a ver, que toque un poco la flautita, no, enseñemos bien, la música es muy divertida y puede ser muy divertida, pues cuántas bandas no hay en Estados Unidos, cuántas orquestas no hay en Europa, en Venezuela, que fue todo un ejemplo para nosotros, que desde chicos cogen un instrumento como cogen el trompo, como cogen el yoyo, como las canicas que jugamos nosotros, y hacerlo como algo cotidiano, algo que no sea como ‘ah, es arte’, yo digo que tendría que ser parte de nuestras vidas.

 

 

¿Qué piensa de la guerra en Ucrania?

Yo estoy totalmente en contra, creo que las cosas no se solucionan así, soy antiviolencia, completamente, es bien triste lo que está sucediendo en el mundo, tanta rabia, tanto coraje que hay, y que se haga una guerra es peligrosísimo, y es peligrosísimo para todos, deberíamos reunirnos, estar en contra todos, bloquear que no se hagan las guerras, no deben existir, se pueden arreglar todos los asuntos de forma, como dicen ellos, diplomática, y yo me solidarizo con todo la gente, con los músicos de los dos lados, que están padeciendo muchísimo, de tener que enfrentarse, no lo puedo ni pensar. 

 

 

La situación de las mujeres en el arte, escuchábamos que hoy pocas directoras…

Pues hay mucho más que cuando yo estudiaba, que estaba solita, hay muchísimas más, y bueno yo pienso que si los directores se tardaron 400 años, nosotras vamos corriendo, ahora cada día hay más, yo creo que somos iguales, no en el sentido físico, sino en el sentido de entendimiento musical, digo estaba Alma Mahler, Clara Schumann, la gran pianista, hay muchas mujeres, necesitamos ser más, pero para que seamos más y seamos fortaleza necesitamos más orquestas, más lugares, más espacios, para que todos tengamos un espacio donde hacer lo que hacemos. Yo estoy encantada que haya más mujeres, y que están ahora con la mujer, por lo menos ahora todas las orquestas invitaron a una mujer a dirigir.

 

 

Ya el movimiento (feminista) es muy grande…

Y por qué hay muy buenas, porque somos buenas músicos también, yo creo que a mi no invitan por ser mujer. Creo que las mujeres estamos muy preparadas, además somos mamás, tenemos doble trabajo.

 

 

¿Hay oportunidades para las mujeres?

Todavía no todavía no conozco, bueno está Gaby (Gabriela Díaz Alatriste) que está en Toluca (Orquesta Sinfónica del Estado de México), pero en todas las orquestas creo que hay una sola mujer titular, podría haber más.

 

 

¿Faltan espacios?

Sí, falta de espacios, porque no es quitar a unos y otros, y es abrir espacios para todos, donde todos podamos hacer lo que hacemos, y todos los que estudian y todos los que son buenas, o todas.

 

 

¿Qué es para usted la música? 

Mi vida. Qué es la música, mi vida, tengo muchos años haciéndola, no pienso en otra cosa, podría haber sido jugadora (de voleibol) pero me decidí por la música.


DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?