NUEVO LEÓN

Estrés crónico: generador de otras enfermedades

De no atenderse de forma adecuada, el estrés podría detonar otras enfermedades y padecimientos graves.

Foto: Biotech Magazine

Por: Armando Galicia

jueves 12 mayo 2022 - 07:16 a. m.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

MONTERREY, Nuevo León.- El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional, que puede provenir de cualquier situación o pensamiento que  haga sentir a una persona frustrada, furiosa o nerviosa, así lo establece la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. 

En entrevista para POSTA, la psicóloga del consultorio Enfoque psicoanalítico, Mayela Ruby García López, destacó que en cualquier momento las personas puede presentar problemas de estrés, derivados de distintos sucesos. 

Sin embargo, el tratamiento oportuno y especializado puede hacer que este padecimiento detone otros problemas de salud. 

El estrés puede afectar tanto a niños, niñas, adolescentes y adultos según el ambiente en el que estén, por ejemplo con esta cuestión del COVID-19, una cosa es el encierro, una vez que estás contagiado, que tienes que hacer la cuarentena en específico y otra cosa es el encierro involuntario, mucha gente no sabe como estar en ambiente completamente solo, o no le gusta estar en su casa y tal cual la distracción era el trabajo, el gimnasio, la escuela, estar con los amigos y pues de un día para otro te dicen que tienes que estar encerrado en un tiempo indefinido, lo cual aumenta la incertidumbre y detona el estrés.

Mayela Ruby García López

Psicóloga

Si bien, previo a la pandemia, el estrés ocurría de manera aguda en algunas personas, fue durante la pandemia que se registraron mayores casos de estrés crónico, derivado de la pérdida de empleo, pérdida de algún familiar, problemas de salud, falta de recursos, así como problemas familiares o sociales. 

En los casos de estrés crónico, con el tiempo puede detonar problemas de salud, como: insuficiencia cardíaca, diabetes, obesidad, depresión o ansiedad, Problemas de la piel, como acné o eczema y problemas menstruales. 

Además, el estrés puede causar síntomas físicos y emocionales como son: diarrea o estreñimiento, mala memoria, dolores y achaques frecuentes, dolores de cabeza, falta de energía o concentración, problemas sexuales, cuello o mandíbula rígidos, cansancio, problemas para dormir o dormir demasiado, malestar de estómago, uso de alcohol o drogas para relajarse y pérdida o aumento de peso. 

Aunque el estrés puede tratarse con terapias y atención especializada, la psicóloga, Mayela García López, subrayó que es importante que las personas sepan que lo padecen, busquen ayuda, a fin de que esto no se convierta en un motivo de violencia o situaciones lamentables en las familias.


DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?