NUEVO LEÓN

Falta de agua orilla a comercios a cerrar de nuevo sus puertas

Ahora por la falta de agua, comercios han vuelto a cerrar sus puertas, siendo los restaurantes los más afectados.

Falta de agua orilla a comercios a cerrar de nuevo sus puertas
Los restaurantes de Monterrey y su área metropolitana se han visto severamente afectados por la crisis de agua que se vive en Nuevo León. Foto: Carolina León

Por: Carolina León

jueves 23 junio 2022 - 08:03 a. m.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

MONTERREY, Nuevo León.- Luego de afrontar por casi dos años los embates de la pandemia de COVID-19, los comercios de nuevo están enfrentando una nueva crisis, ahora, por la falta de agua, han tenido que suspender labores y en muchos casos cerrar sus puertas de forma indefinida. 

Siendo los restaurantes y comercios de comida los más afectados al no poder tener siquiera el agua suficiente para preparar los alimentos. 

De acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), el 70 por ciento de los comercios de comida están teniendo problemas graves por la falta de agua y apenas el 30 por ciento cuenta con lo necesario para tener un almacenamiento óptimo. 

En la entidad existen 20 mil restaurantes de todos los tipos, de los cuales al menos el 10 por ciento han tenido que cerrar porque no tienen agua ni para preparar alimentos, mantener una limpieza o garantizar el servicio de sanitarios. 

Además de que ante las fallas del servicio, muchos comercios han tenido que desembolsar más de 10 mil pesos para poder adquirir una pipa y seguir trabajando de esa forma, costo que ya es insostenible. 

Sin embargo, otros comercios que se niegan a tirar la toalla, han buscado alternativas para seguir trabajando. 

Medidas que van desde el no habilitar los sanitarios, utilizar más los platos y vasos desechables, incluso para el servicio de comer ahí mismo, el comprar garrafones para preparar siquiera los alimentos, y en su caso, restringir la venta de bebidas y solo vender refrescos o jugos embotellados. 

Sin embargo, comercios de cadenas comerciales importantes como restaurantes y cafeterías han decidido cerrar sus puertas unos días a la semana, para así lograr tener una mejor distribución del agua que logran recolectar.

El cerrar un comercio representa un impacto importante para la economía local, donde apenas los negocios se estaban recuperando después de dos años, de nuevo se han tenido que ver en la necesidad de no vender nada. 

Además de que al no ver otra salida, algunos comercios han comenzado con el recorte de personal.

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?