TENIS A FONDO

Por: ALFREDO RAMÍREZ

Emma Raducanu, fruto de un estructurado proceso

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

jueves 07 octubre 2021 - 01:20 p. m.

El fenómeno de Emma Raducanu no se gestó de la noche a la mañana, es fruto de un trabajo bien estructurado en su país.

El fenómeno de Emma Raducanu no se gestó de la noche a la mañana, es fruto de un trabajo bien estructurado en su país.

Esta semana, la británica tendrá una prueba de fuego en el torneo de Indian Wells, en el que regresa a las canchas después de su apoteósico triunfo en el Abierto de Estados Unidos.

Lograr el primer título de su carrera en lo que apenas era su cuarto torneo profesional y hacerlo nada más y nada menos que en un Grand Slam pareciera algo impensable.

Sin embargo, atrás de esto hay un esquema de trabajo del máximo organismo del tenis en Gran Bretaña, la Lawn Tennis Asociation, que en los últimos años había recibido duras críticas por sus pobres resultados contra los recursos económicos con que cuenta.

Pero, ¿de qué se trata este esquema de apoyo a los tenistas? Es algo tan sencillo, pero al mismo tiempo con excelentes resultados.

El camino inicia con el Player Pathway, o la ruta del jugador, que inicia con la primera etapa que cubre el desarrollo del tenista desde los 7 a los 14 años y del cual se nutren los siguientes programas.

Después está el Pro Scholarship Programme (PSP), al que pertenece Raducanu y que está enfocado a personalizar la preparación del tenista con un cambio de paradigma.

Se pasó de un modelo rígido, inalterable, de gestión y entrenamiento, a uno al gusto de cada persona, adaptado a las necesidades y particularidades específicas.

Es el nivel más alto de apoyo ofrecido a los tenistas en desarrollo y se ofrece a jugadores de entre 16 y 24 años con más posibilidades de llegar al top 100 de singles ATP y WTA en cinco años.

Su objetivo es desarrollar más jugadores capaces de competir a nivel del Tour por medio de un soporte personalizado tanto en casa como durante los torneos.

Les ofrece un acceso a apoyo financiero para que el jugador lo utilice para tener entrenadores de clase mundial, además de apoyo científico y médico en el Centro Nacional de Tenis de Gran Bretaña.

Es decir que las y los tenistas reciben el apoyo económico para tener al equipo de soporte que ellos elijan, entrenadores, preparadores, médicos, además de tener acceso a las ciencias aplicadas en su centro nacional.

A este programa llegó Raducanu hace tres años, cuando contaba con 15 años, y en el que se encuentran Katie Boulter, Jodie Burrage, Jay Clarke, Harriet Dart, Jack Draper, Fran Jones, Paul Jubb, Aidan McHugh, Matilda Mutavdzic, Jack Pinnington y Katie Swan.

La LTA recibe recursos para este programa y otros que tiene en desarrollo de fuentes como el torneo de Wimbledon y los de gira de hierba, diversos patrocinios.

Sin duda, el talento de cada jugador o jugadora es la materia prima, pero si le agregamos el soporte metodológico y científico como el que Raducanu está teniendo, nos da como resultado el fenómeno en que está convertida la jugadora británica.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?