Optimus

Por: JORGE A. PÉREZ

Monterrey, crecen las estafas

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

domingo 05 junio 2022 - 09:46 a. m.

En la redacción hemos recibido múltiples denuncias por estafas orquestadas en la ciudad de Monterrey, N.L. todas ellas efectuadas a paisanos que viajan de la frontera a la capital de Nuevo León.

En la redacción hemos recibido múltiples denuncias por estafas orquestadas en la ciudad de Monterrey, N.L. todas ellas efectuadas a paisanos que viajan de la frontera a la capital de Nuevo León.

Con el debido sigilo y protegiendo la identidad de quienes nos han confiado el modus operandi de estos estafadores, daremos cuenta de tres hechos delictivos de los que no hay denuncia por tratarse de ciudadanos que solo iban de paso.

Laredo, Texas, un ciudadano norteamericano de ascendencia mexicana decide ir a visitar a su familia a Santa Catarina, Nuevo León, lo hace iniciando su ruta por Nuevo Laredo, tramita sin inconveniente su permiso temporal de internación a México.

Nuestro paisano transita por la carretera de cuota y cerca del Aeropuerto Internacional del Norte, una camioneta le cierra el paso por lo que tiene necesidad de frenar bruscamente, el vehículo de atrás lo golpea levemente en su defensa posterior, ante el incidente ambos vehículos se orillan y los conductores se bajan de los autos, nuestro paisano viajaba con su esposa de la tercera edad mientras que del otro auto son tres individuos corpulentos y mal encarados, quienes le exigen 500 dólares para reparar su auto. 

Nuestro paisano trata de convencerlos de llamar a la aseguradora, pero uno de ellos le dice: "mira es mejor que pagues porque quien sabe cómo vaya a terminar esto"!

Nuestro paisano pagó y siguió su camino, más adelante observó a la camioneta pickup blanca estacionada en un Oxxo y dos individuos recargados en ella, observándolo fijamente.

McAllen, Texas, La señora decidió visitar a sus padres que viven en Monterrey, en compañía de su hija cruzò por el puente de Hidalgo y tramitó su permiso de internación temporal, viajó por la carretera de cuota hasta llegar a la caseta de General Bravo, ahí unas patrullas sin logotipo pero con agentes identificándose con un gafete grande en el pecho la hicieron detener,    le pidieron sus documentos migratorios,  su permiso de importación temporal del vehículo y después de 15 minutos de indagatorias continuo su camino.

Ya en Guadalupe, Nuevo León, un auto negro le hizo la seña de que se orillara, su nerviosismo fue mucho y en lugar de hacerlo en una gasolinera lo hizo en una cuneta, descendieron del vehículo una mujer y un hombre, le alegaron que en un cambio de carril ellas les habían chocado, el tono agresivo del tipo hizo que la señora les diera 4 mil pesos para arreglar el problema, pues no podían llamar a Transito ya que los supuestos afectados no llevaban placas.

Brownsville, Texas, por una cita de trabajo el hombre tuvo que viajar a Monterrey como regularmente lo hace, cruzó por el Puente Internacional nuevo y   como ya tenía un permiso de importación temporal no se detuvo en la aduana, continuo por la carretera de cuota hasta llegar a la última caseta en Nuevo León  y pagar, metros más adelante una camioneta pickup lo alcanzó y le hizo la seña de detenerse, lo hizo justo detrás de la camioneta mientras un vehículo compacto le cerraba el paso por detrás.

El del vehículo compacto le alegaba que al salir de la caseta lo había golpeado, mostraba su auto dañado pero no encontraron en la camioneta del pisano ningún rastro.

Mientras ellos discutían, la camioneta pickup se movió a las cercanías de una tienda conveniencia desde donde vigilaban el altercado, cuando el paisano se percató de ello, decidió llegar a un arreglo con los del vehículo compacto el cual fue de cinco mil pesos.

Casos como estos de montajes de supuestos accidentes solo se conocían de la Ciudad de México y de Guadalajara, al menos la televisoras nacionales así lo han dado a conocer, ya que mediante la cámaras de vigilancia se puede divulgar.

En estos casos, los incidentes han sido donde no hay cámaras, por lo que las victimas deciden no presentar denuncia pues no tienen evidencia, pero lo curioso del caso es que en los tres hechos acontecidos en diferentes accesos a Monterrey no hay vigilancia suficiente para evitar estos ilícitos.

"Viajar sola con mi hija adolescente me puso sumamente nerviosa" me escribe la señora de McAllen.

"Mi mayor preocupación era mi esposa" me escribe el paisano de Laredo.

"Cuando vi a los dos tipos mal encarados observándonos a lo lejos, entendí que era mejor pagar y llegar a tiempo a mi junta" me escribe el joven empresario de Brownsville.

Alguien debería de decirle al Gobernador de Nuevo León, Samuel García,  que en MONTERREY, CRECEN LAS ESTAFAS

 

 

 

Jorge Alberto Pérez González

 

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?