OPTIMUS

Por: JORGE A. PÉREZ

Solalinde

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

domingo 24 julio 2022 - 11:39 a. m.

El Museo Casamata de Matamoros en su explanada, recibió al Padre Alejandro Solalinde

El Museo Casamata de Matamoros en su explanada, recibió al Padre Alejandro Solalinde para que vertiera su Conferencia Magistral ante un público que abarrotó las mesas disponibles.

Desde el gobierno de Fox, en sus postrimerías, se comenzó a hablar en México del trabajo efectuado por el Padre Solalinde para proveer de lo indispensable a los migrantes sudamericanos en su paso por nuestra patria.

Ignorado por Fox, también por Calderón,  aunque la esposa de este último, Margarita, hizo esfuerzos infructuosos para darle espacio en los programas federales a la misión del sacerdote, no fue posible, el entendimiento no se dio cuando la exposición de Solalinde no escatimaba responsabilidades a las autoridades migratorias de entonces, adjudicando la misma, tanto a los grupos criminales y sus polleros como a los agentes de migración.

Mientras tanto, "La Bestia" seguía cargando en sus lomos gran cantidad de centroamericanos que huían de las injusticias de sus respectivas patrias, en busca de un sueño americano que en ocasiones se convertía en el último de la existencia.

Peña Nieto fue más condescendiente, aunque solo le alcanzó para una placa que a la letra decía: Premio Nacional de Derechos Humanos 2012, algo simbólico que buscaba más la foto, que la concordancia de ideas.

La Conferencia se centró en postulados teológicos que fueron poco asimilados, los peinados de salón de las damas y sus vestidos largos, antojaban más la espera del "Cocktail" que la movilización de las neuronas.

Y es que aunque no se comparta la tolerancia de la migración con la Conferencia Magistral, parece que estar ahí y aplaudir era como una obligación social.

A cada argumento de Solalinde la admiración se expresaba con las palmas, aunque no dudo que muchos de los ahí presentes, en el pasado reciente y vía sus redes sociales, expresaron el enojo de su presencia en las cercanías del puente nuevo y más tarde, cuando crearon su comunidad en el ancón del Rio Bravo, fueron muchos los habitantes de la Colonia Jardín que vía WhatsApp, consideraron riesgoso para la tranquilidad de la colonia, su campamento.

La magia de una figura mundialmente conocida hizo que se congregaran ahí, migrantes y sociedad civil de Matamoros.

Aunque no pasó desapercibida la cara de "Fuchi" que algunos hicieron cuando destacó Solalinde su presencia y se dirigió a su mesa,  pero no fue lo único que destacó, también la presencia de un Hermano Cristiano que se ha dedicado aquí a dar de comer a todos los migrantes. Las Iglesias solo son franquicias que persiguen el mismo fin, facilitar a todos el acceso al Reino de Dios.

Contra todos los pronósticos, el Obispo de Matamoros mandó representante, muchos Católicos, Apostólicos y Romanos consideran que Alejandro Solalinde está alejado de Roma, mito que quedó desmentido cuando gran parte del contenido de la Conferencia se basó en el pensamiento del Papa argentino, sin embargo muchos no olvidan la sentencia de Solalinde en el 2014, cuando expresó: "....la Iglesia católica, ha sido también compañera de cúpula y de agenda cupular de un gobierno simulador".

Atrás y como mera anécdota quedaron los señalamientos injustos a los migrantes; "Estoy viendo por la ventana de mi casa un hondureño que tal vez me venga a robar", o las notas "periodísticas" de un intento de violación de una niña por parte "supuestamente" de un centroamericano, o el asesinato de un peluquero por parte, "supuestamente" de un migrante.

Esa noche nadie recordó las campañas de miedo difundidas por las redes sociales, tampoco hubo afortunadamente expresiones de intolerancia, como aquella que escuché hace dos años: "Estando tan grande la frontera de aquí a Tijuana, ¿Por qué tienen que pasar por Matamoros?".

La Iglesia no son solo los Sacramentos, lo dijo el Padre con propiedad, pero además con el ejemplo lo ha demostrado, sus acciones deben de ser imitadas. ¿Qué es lo que impide que una sociedad creyente cambie sus expresiones y se convierta en una sociedad intolerante?

Todos somos migrantes, así se expresó SOLALINDE.

 

Jorge Alberto Pérez González

 

www.optimusinformativo.com

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?