Día Mundial contra la Depresión: Cómo identificarla y tratarla

Foto: El Periódico
facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Erwin Contreras

jueves 13 enero 2022 - 09:11 a. m.

La depresión por situaciones adversas como desempleo, luto e incluso COVID-19, afectan a millones de personas en el mundo.

SAN PEDRO GARZA GARCÍA, Nuevo León.- El 13 de enero se conmemora el Día Mundial contra la Depresión considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad frecuente en todo el mundo, pues se estima que afecta a un 3.8% de la población, incluidos un 5% de los adultos y un 5.7% de los adultos de más de 60 años. Aproximadamente 280 millones de personas tienen depresión.

La depresión es distinta al estado de ánimo, puede convertirse en un problema de salud serio y se manifiesta de manera moderada a grave, por lo que ocasiona que las personas vean afectadas sus actividades escolares, familiares y familiares; incluso a causa de este problema algunas personas se han quitado la vida.

Esta enfermedad es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Las personas que han pasado por situaciones adversas como desempleo, luto y eventos traumáticos, tienen más probabilidades de sufrir depresión.

En un episodio depresivo, la persona experimenta un estado de ánimo deprimido (tristeza, irritabilidad, sensación de vacío) o una pérdida del disfrute o del interés en actividades, la mayor parte del día, casi todos los días, durante al menos dos semanas. Se presentan otros síntomas, entre los que se incluyen la dificultad de concentración, el sentimiento de culpa excesiva o de autoestima baja, la falta de esperanza en el futuro, pensamientos de muerte o de suicidio, alteraciones del sueño, cambios en el apetito o en el peso y sensación de cansancio acusado o de falta de energía.

Hay diferentes trastornos del estado de ánimo tales como trastorno depresivo de un solo episodio donde la persona experimenta un primer y único episodio; trastorno depresivo recurrente en el que la persona ha padecido ya al menos dos episodios depresivos; y trastorno bipolar donde los episodios depresivos alternan con periodos de episodios maníacos, que incluyen euforia o irritabilidad, mayor actividad o energía, y otros síntomas como aumento de la verborrea, pensamientos acelerados, mayor autoestima, menor necesidad de dormir, distracción y comportamiento impulsivo e imprudente. 

Sin embargo, existen casos de personas que se han contagiado de COVID-19 y que se han recuperado, han manifestado cuadro de depresión crónica y ansiedad, pierden interés por las actividades que realizaban, cambios de ánimo severo, ataques de pánico, fatiga y preocupación excesiva.

La depresión no es un signo de debilidad. Se puede tratar con terapia de conversión, con medicación antidepresiva o con una combinación de ambos métodos.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?