SHARE

Personas emocionalmente susceptibles: cómo tratar con ellas

Las personas susceptibles tienen un alto nivel de inseguridad en sus relaciones con los demás

Personas emocionalmente susceptibles: cómo tratar con ellas
Personas susceptibles. FOTO: Cortesía

Por: POSTA Redacción

martes 21 junio 2022 - 12:15 p. m.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

NUEVO LEÓN.- No existen dos personas iguales. Cada uno de nosotros tiene sus determinadas características, formas de actuar, gustos, preferencias y motivaciones, adquiridas en gran parte en función de las experiencias que nos tocó atravesar en la vida.

Hay gente que se caracteriza por ser impasible e imperturbable, a la cual parece no afectarle los diferentes contextos que se les presentan por más complejos que sean. Pero también existen individuos que destacan por su susceptibilidad, que puede ser definida por la propensión a determinadas situaciones, sentimientos o actitudes.

Coloquialmente, un individuo susceptible es aquel que se molesta u ofende por mínimas cuestiones, es decir, por comentarios o actitudes que a otros no les incomodarían. Estas personas suelen tener baja autoestima y altos niveles de inseguridad en sus relaciones con los demás.

Cómo tratar con individuos susceptibles

¿Tu pareja o alguien de tu familia es profundamente sensible? ¿Quieres mejorar tu relación con esta persona? Te contamos algunas estrategias para lidiar con su susceptibilidad.

Sé cuidadoso con las críticas

Si tienes que realizar alguna crítica o tienes que puntualizar algún aspecto negativo sobre actitudes o dichos de la persona, evita centrarte únicamente en aquello que está mal. Utiliza una perspectiva siempre constructiva e impersonal.

Cada vez que sea posible, intenta recrear una situación ficticia para explicar lo que deseas, sin referirte específicamente a lo ocurrido, sino utilizando una metáfora o hecho inventado.

Practica la escucha activa

En ocasiones las personas con altos grados de susceptibilidad no se expresan de manera adecuada porque las emociones les juegan una mala pasada.

Cuando esto suceda, escúchalos activamente y empatiza con ellos. Si ves que tienen inconvenientes en expresarse, ayúdalos a expresar sus emociones guiándolos en la charla.

Habla con claridad

Si deseas que hagan algo, háblales con claridad y muéstrales que su colaboración es valiosa y merece la pena.

Frases como "quiero que me digas qué opinas" o "preciso de tu ayuda" los hacen sentir bien porque aumentan su autoestima y les demuestran que ellos también pueden ser valorados y apreciados.

Cuida tu lenguaje no verbal

Un aspecto imprescindible, pero a menudo poco considerado, es el lenguaje no verbal. ¿Por qué lo decimos? Debido a que muchas veces las palabras amables están acompañadas de gestos o posturas que no condicen con aquello que se está diciendo.

Por eso, evita cruzar los brazos, mirar hacia arriba, encorvarte o sacudir tus pies en señal de impaciencia para que la otra persona no perciba señales contradictorias ni vea en ti a un enemigo o a alguien que lo quiere enfrentar.

Nunca los ridiculices

Aunque te parezca que están exagerando en sus reacciones o incluso la situación te produzca risa, jamás los pongas en ridículo. Ellos sienten un enojo o molestia real y están lejos de ser dramáticos o querer manipular a los otros.

Por eso, hacer bromas es la peor actitud que puedes adoptar. Cuando esto suceda, mantén la calma y pregúntales qué es lo que les sucede, intentando ponerte en su lugar y fomentando que se comuniquen libremente para que expresen sus emociones.

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?